noticias

El sector agroalimentario burgalés se abre un hueco en el mercado cántabro

01-12-2009  

Más de 300 personas se dieron cita esta tarde en las instalaciones del santanderino Hotel Bahía, donde se celebró la presentación de la iniciativa Burgos Alimenta ante el mercado cántabro. A la cita con la plataforma promocional del sector agroalimentario burgalés acudió todo el tejido económico, de restauración y hostelero de la provincia cántabra, además de una nutrida representación de burgaleses afincados en el territorio.

El presidente de la Diputación de Burgos, Viente Orden Vigara,  destacó “los fuertes lazos, en lo humano y en lo económico”, existentes entre las provincias cántabra y burgalesa, además de felicitarse por el éxito de la convocatoria a pesar de la amenaza de mal tiempo.

Vigara agradeció la presencia de autoridades –casa regionales, Ayuntamiento de Santander, Cámara de Comercio- y animó a los empresarios burgaleses a “seguir defendiendo” sus productos, tanto de forma individual como “amparándose por iniciativas como la de Burgos Alimenta, que pusimos en marcha hace dos años para dar a conocer al mundo la calidad y el buen hacer de productores y elaboradores de nuestra tierra”.

Eduardo Araste, concejal del Ayuntamiento de Santander, aprovechó el acto para destacas sus raíces familiares en la provincia de Burgos, además de destacar la “buena relación cultural y económica” entre burgaleses y santanderinos.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Hostelería de Cantabria, Emérito Astuy, elogió los productos burgaleses y, en concreto, se declaró “admirador” de la morcilla de Burgos. También aprovechó para invitar “a todos los castellanoleoneses, y a los burgaleses en particular”, a disfrutar del paisaje, de costa e interior, de la provincia alojándose en sus hoteles.

Uno de los empresarios presentes fue Rubén Villanueva, de la bodega Domino de Manciles (Denominación de Origen Arlanza), quien destacó la “afluencia masiva” al evento celebrado en el Hotel Bahía, el “trato cercano” de los burgaleses que viven en Cantabria y de los profesionales de hostelería, “un sector que nos interesa enormemente”. Como señaló Villanueva “muchos de los presentes no conocían la DO Arlanza y Burgos Alimenta ha servido para que se sepa que, aparte de la Ribera, Burgos tiene esta otra zona de vinos de calidad”.

Por su parte, Fidel López, de Confiterías Juarreño, presentó en Santander el ‘Bifaz de la Sierra’, que simula un hacha de sílex como homenaje al yacimiento de Atapuerca y guiño al Museo de la Evolución Humana, que muy pronto abrirá sus puertas en la capital provincial.

El céntrico Hotel Bahía de Santander acogió, así, la primera feria de Burgos Alimenta –la plataforma puesta en marcha por la institución provincial para difundir la calidad de los productos agroalimentarios burgaleses, así como para contribuir al fomento de su industria transformadora- más allá de las fronteras de Castilla y León.

Cerca de 30 industrias alimentarias de la provincia dieron a conocer las virtudes de su producción ante un público especializado, integrado por cocineros, distribuidores, jefes de compras y profesionales de hostelería de la ciudad de Santander, incluidos numerosos miembros de la Asociación de Sumilleres de Cantabria. También estuvieron presentes diversos medios de comunicación acreditados para el evento.

La apuesta por Santander responde a que el mercado cántabro está unido tradicionalmente a las producciones burgalesas, que históricamente hallan una gran aceptación en territorio montañés por una vecindad que lleva a compartir rasgos de orografía, clima y etnografía, incluida la coincidencia entre el recetario popular montañés y el del norte de la provincia de Burgos.

Asimismo, Santander “ha sido siempre la salida natural al mar para la industria burgalesa”, como se encargó de recordar Vicente Orden, quien además se felicitó por el anuncio de que la autovía entre Burgos y la capital cántabra estará plenamente operativa en el año 2012.

La herramienta promocional de Burgos Alimenta es una fórmula en la que entran todos los campos de la industria agroalimentaria, desde los vinos y los lácteos hasta las conservas, pasando por la carne, las hortalizas, los productos silvestres, las legumbres o la repostería. La iniciativa se dirige a todo el mapa de las producciones agroalimentarias de calidad de la provincia de Burgos, si bien hace especial hincapié en los productos alimentarios amparados por figuras de calidad (denominaciones de origen, indicaciones geográficas protegidas, marcas de garantía, artesanías alimentarias, producción integrada y ecológica…) por su implicación socio-económica con territorios concretos, según las bases de esta iniciativa de la Diputación de Burgos.

acceso socios


e-tienda
Junta Castilla y León
publicidad
Publicidad