los artesanos de castilla y león

CHOCOLATES LA SUPERLATIVA

contacto: Dori Rodríguez / Teodoro Rodríguez
Avda. Carlos Pinilla, 30
49800 Toro
Teléfono: 980 690456 / 606461625

Historia

La vinculación del chocolate a nuestra familia se remonta a mediados del s. XIX cuando D. Francisco Pascual Pérez y Dña. Toribia Alfageme Alfageme, bisabuelos de la actual co-propietaria, fundaron una de nuestras marcas, LA FE, en el año 1870 en Vezdemarbán.

Este es un pequeño pueblo situado en la provincia de Zamora. En la actualidad cuenta con tan sólo 742 vecinos pero a principios del s. XX tuvo más de 2000. Fue en el siglo pasado cuando este municipio destacó por su próspera industria llegando a tener, entre otras, 6 telares, 2 fábricas de ladrillos y 22 fábricas de chocolate.

Resulta curioso la localización de una fábrica de chocolate en un pueblo donde el cacao, la principal materia prima necesitada, no estaba vinculada a la zona. Además, la situación geográfica del municipio no entraba en el recorrido hacia otras poblaciones, lo que podría haber propiciado su consumo. El porqué lo hayamos en las actividades comerciales de los propios vecinos ya que, cuando iban a vender sus productos –tales como alforjas, sacas y en definitiva artículos elaborados en sus telares– a otras localidades (p.ej. la zona de Astorga), comenzaron a comprar chocolate para, posteriormente, fabricarlo ellos mismos ajustando la elaboración del mismo a las preferencias organolépticas de la zona. De este modo le confirieron al producto unas características muy concretas y particulares.

La historia de esta empresa comienza, como ya hemos dicho anteriormente, con la fundación de la marca LA FE por D. Francisco Pascual Pérez y Dña. Toribia Alfageme Alfageme. Cuando los hijos se iban independizando, en aquella época, cuando se iban casando, el padre les dejaba parte del negocio con algunos de sus clientes para que pudiesen sustentar a su reciente familia. Así lo podemos comprobar en la Contribución Industrial del año 1908, donde aparece Dña. Toribia Alfageme Alfageme y su hijo D. José Pascual Alfageme. Más tarde también se haría cargo su hijo D. Gregorio Pascual Alfageme.

Del mismo modo, D. Gregorio dejó la empresa a sus hijos entre los que se encontraba D. Fernando Pascual Pérez. D. Fernando y Dña. Epifanía tuvieron varios hijos pero es su hija, Dña. Epifanía Pascual Martín junto con D. Teodoro Rodríguez López, hijo de D. Alberto Rodríguez Herrero y Dña. Elpa López Conejo que también tenían una pequeña fábrica de chocolates en Pinilla de Toro, quienes se harán cargo del negocio, surgiendo de esta forma la actual empresa Chocolates LA SUPERLATIVA.

En 1987  la fábrica se traslada a Toro, lo que facilita la distribución del chocolate.

Actualmente seguimos siendo un negocio familiar conformado por las dos hijas y un sobrino de los propietarios.

acceso socios


e-tienda
Junta Castilla y León
publicidad
Publicidad